Hallan los cadáveres de dos británicos en un hotel de Ibiza

  • El inglés Andrew Watson y el escocés Robert Gillespie han perdido la vida en los últimos nueve días en el hotel Piscis Park de Ibiza mientras participaban en dos despedidas de soltero.

El cadáver de Andrew, de 32 años y residente en Newcastle, fue hallado en el suelo de su habitación, la 202, en torno a las 23.30 horas del pasado lunes, cuando otro participante de la despedida había ido a interesarse por su estado. El del escocés Robert Frasser Gillespie, de 26 años, fue encontrado nueve días antes por un empleado del hotel en un callejón anexo al establecimiento. Había saltado al vacío desde el balcón de su habitación en la quinta planta.

Los responsables del establecimiento, que cuenta con un centro médico a la vuelta de la esquina, la Clínica Galeno, llamaron a una ambulancia, pero cuando subieron a la habitación ya no pudieron hacer nada por Andrew. "Estaba tirado en el suelo, frío, de color azulado y parece haber sufrido convulsiones antes de morir", declararon desde Galeno. También apuntaron que sus síntomas eran los de alguien que había consumido sustancias estupefacientes. De hecho tomó de casi todas las clases, según confirmaron algunos de los participantes de la despedida a la Guardia Civil.

El sábado 30 de mayo el escocés Robert Frasser Gillespie, de 26 años, saltó desde la quinta planta pero no hacia la piscina, sino hacia un callejón en el exterior del establecimiento.

Había viajado a la isla, al igual que Watson, con una veintena de amigos para celebrar una despedida de soltero. Comenzaron la fiesta nada más aterrizar y apenas unas horas después se lanzó al vacío desde el balcón de su habitación, la 561, sin que nadie presenciara la caída. Se encontraba bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Aunque los responsables del establecimiento llamaron a los servicios de emergencia, Robert Frasser ya estaba muerto. 

Fuente: El Mundo

Comentarios