Patxi López anuncia su candidatura para liderar el Psoe

Poco después de saberse las conclusiones fijadas en el Comité Federal del Psoe, donde se ha aprobado que las primarias se celebrarán en Mayo y las fechas fijadas ya oficialmente para el 39º Congreso serán el 17 y 18 de Junio, se confirmó uno de los rumores que ha estado circulando estos días.

El equipo de Patxi López, ex lendakari, ha confirmado que mañana hará oficial su candidatura para las primarias y se convierte así en el primer dirigente socialista que aspira a liderar el Psoe.

López, que ofrecerá una rueda de prensa para presentar su proyecto y candidatura, ya se lo ha hecho saber al presidente de la Gestora, Javier Fernández, a la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, y al ex secretario general Pedro Sánchez, además de a otros muchos dirigentes.

Esta decisión del que fuera presidente del Congreso deja fuera a Pedro Sánchez, según han comentado algunos miembros del partido seguidores del anterior Secretario General.

Se adelanta también a Susana Díaz, que aún no ha desvelado su decisión y que comenzará el viernes próximo su gira por agrupaciones de toda España.

Patxi López no quiso presentarse a la Secretaría General del PSOE en 2012, cuando dimitió Zapatero; ni en 2014, tras la debacle de las europeas. Entonces, muchos se lo pidieron. Paradójicamente, ha decidido hacerlo ahora, en el peor momento histórico de la formación. Precisamente porque "le duele el PSOE", aseguran personas muy próximas a él, por "patriotismo de partido".

López buscará liderar un "PSOE de integración", explican, como una opción que supere las dos posiciones antagónicas que han encarnado Pedro Sánchez por un lado y Susana Díaz por el otro.

Algunas fuentes próximas consideran que gran parte de los barones que apoyaron a Sánchez ya están con López. Y citan a la presidenta de Baleares, Francina Armengol; a la líder de los socialistas madrileños, Sara Hernández; o al de Castilla y León, Luis Tudanca.

En el entorno de López esperan que el propio Pedro Sánchez pueda mostrar su apoyo en el futuro al ex presidente del Congreso, que fue leal al anterior secretario general hasta el final.

El primer lehendakari no nacionalista de la historia no sólo quiere contar con el apoyo de los críticos con la Gestora. Espera aglutinar a quienes no se han sentido cómodos con la abstención socialista en la investidura de Rajoy y a gran parte de los militantes que quieren rebajar el alto grado de enfrentamiento y fractura que ha vivido el partido en el último año y medio.

Comentarios