Felipe González es declarado persona non grata por la Asamblea Nacional venezolana

22/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

El ex presidente Felipe González ha sido declarado persona non grata por el Parlamento venezolano. La propuesta ha sido llevada este martes a la Cámara por el diputado del Partido Comunista de Venezuela (PCV) Yul Jabour. El PCV forma parte de la coalición que apoya a Nicolás Maduro en el poder.

La medida fue aprobada este martes mientras debatía el “Acuerdo en rechazo a las Declaraciones Injerencistas del Congreso de Diputados del Reino de España, de la Cámara del Senado de la República de Chile y la Cámara del Senado de la República de Colombia en los Asuntos Internos de la República Bolivariana de Venezuela”.

Desde que anunciara el pasado mes de marzo que se encargaría de la defensa de los dos principales opositores del gobierno venezolano, han llovido críticas contra el ex presidente desde el país sudamericano. La más duras del propio Nicolás Maduro.

El motivo con el cual se ha argumentado la propuesta ha sido la “interferencia” en los asuntos de Estado de González al defender a Leopoldo López y Antonio Ledezma, alcalde de Caracas.

En la sesión de la Cámara venezolana también ha habido palabras contra la “agresión” que supone la propuesta aprobada hace unos días por el Congreso para pedir la liberación de los presos políticos.

Tras recriminar que en España se hable del gobierno venezolano como un “estado fallido” en el que se vulneran los derechos humanos y la democracia es “vulnerable”, Yul Jabour ha hecho un llamamiento a los “patriotas” para “fortalecer la consciencia revolucionaria y ratificar el compromiso con el Plan de la Patria y defensa de la Nación”.

Pese a la medida adoptada por la Asamblea Nacional contra González la última palabra la tienen las autoridades migratorias. Sin embargo, el hecho de que estas dependan del gobierno, cuyo partido ha votado en pleno a favor de la medida, puede dificultar la entrada del ex presidente en el país sudamericano para defender a los disidentes políticos.

Comentarios