El PP trabaja sin descanso contra la corrupción

María Dolores de Cospedal revela que el PP está escandalizado por la corrupción, y que trabaja duramente para que nada de esto se vuelva a repetir. Denuncia, asimismo, las "mentiras y distorsiones de la realidad" que se están produciendo al respecto.

La secretaria general del PP ha asegurado, muy afectada, que su partido está "escandalizado" por los sucesivos casos de corrupción que han ido golpeando la actualidad durante las últimas semanas, destacanado "malas prácticas" como las tarjetas opacas de CajaMadrid. "El PP trabaja sin descanso para que esas prácticas no se vuelvan a producir", ha afirmado durante la inauguración de la XXII Intermunicipal que su partido celebra en Murcia este sábado.

Matizando este alarde de buena voluntad, Cospedal no ha dudado en recalcar, por otra parte, que quería aprovechar su discurso para referirse a las "mentiras y distorsiones de la realidad" que se están produciendo estos días al hilo de estos casos, que supuestamente salpican a su formación. "Son peligrosas, muy oportunistas, injustas y tienen un recorrido muy corto, pero no dejan de hacer daño", enfatiza, para a continuación pedir "sentido de la responsabilidad" y "respeto a la presunción de inocencia".

Estas declaraciones tienen lugar al término de una semana realmente funesta para la formación conservadora, no sólo en cuanto al continuado escándalo de las Tarjetas B, que ha acabado provocando la salida forzosa del partido de quien en su día fuera uno de los miembros más valorados y prestigiosos, Rodrigo Rato. Otro de los exministros de los gobiernos de Aznar, Ángel Acebes, era vinculado al Caso Gürtel y a la investigación de los Papeles de Bárcenas el pasado martes, y ayer mismo se revelaba que el PP pagó con dinero negro las obras de su sede en la calle Génova.

Aún así, la flamante secretaria general del PP se ha mostrado convencida de que su partido volverá a hacerse con el apoyo mayoritario en las elecciones de mayo de 2015. "Frente al realismo mágico de algunos, el populismo de fábula de otros o la ciencia ficción de los independistas, la realidad es que España es un país que se encuentra mejor que hace tres años", señala, y concluye, muy elocuentemente, con "la legitimidad la dan los votos, y no la tiene el que más grita".

Comentarios