El Ejército egipcio contesta a las ejecuciones del Estado Islámico

Después de que este domingo el Estado Islámico ejecutase a 21 cristianos egipcios, el Ejército egipcio, a través de un comunicado difundido por la televisión pública, ha confirmado que ha bombardeado posiciones del ISIS en Libia. 

Las ejecuciones del Estado Islámico ya han traído sus consecuencias. Esta mañana el Ejército egipcio ha bombardeado ciudades libias controladas por el ISIS. Una respuesta que ya fue avisada por el presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, que ayer declaró que su país se reservaba "el derecho a responder como le parezca oportuno".

El Gobierno egipcio ha confirmado ese "derecho a responder" a la radiotelevisión estatal egipcia, ERTU, afirmando que se han bombardeado "varias áreas de entrenamiento y de almacenamiento de armas y municiones en territorio libio". Egipto ha confirmado que se trata de "una venganza por la sangre derramada de los egipcios".

Es la primera vez que Egipto confirma abiertamente que se ha bombardeado el país vecino. "Que tanto los lejanos como los próximos sepan que los egipcios tienen un escudo que los protege", continuaba el comunicado leído por la televisión pública ERTU.

La respuesta egipcia, como han confirmado las agencias de comunicación, ha provocado víctimas mortales: al menos tres niños han fallecido de las siete víctimas mortales que han causado. A su vez, el comandante de la fuerza aérea libia ha asegurado que entre 40 y 50 supuestos militantes del IS han muerto en los bombardeos.

Egipto, a su vez, ha encontrado en el gobierno libio un aliado en su lucha contra el Estado Islámico. El ejército libio leal al Gobierno y reconocido por la comunidad internacional ha lanzado ataques aéreos sobre la ciudad de Derna, tomada desde finales del año pasado por un grupo afín al ISIS.

La ejecución de los 21 cristianos egipcios y su posterior difusión en un vídeo amenazador a Egipto no ha hecho más que provocar una guerra abierta entre Egipto y el Estado Islámico. El vídeo difundido por los terroristas apuntaba a Egipto con claridad: "La seguridad de vuestros cruzados no es más que una ilusión, esto es un mensaje con sangre para el pueblo de la cruz y para los seguidores de la hostil iglesia egipcia".

Comentarios