Se halocalizado a Kevin Pastor, el presunto criminal y a su amigo implicado también en el tiroteo

Detenidos los dos presuntos autores materiales del asesinato de Borja Villacís en Yuncos-Toledo

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Yuncos (Toledo) a los dos personas acusadas de matar a tiros ayer martes a Borja Villacís, de 43 años y hermano de Begoña Villacís.

Imagen de uno de los presuntos autores del asesinato de Borja Villacís.
photo_camera Imagen de uno de los presuntos autores del asesinato de Borja Villacís.

Los agentes han localizado en esa localidad a Kevin Pastor, el presunto criminal, de 24 años, y a su amigo implicado también en el tiroteo.

En la operación han intervenido los GEO y ha colaborado la Guardia Civil. Estas detenciones se unen a la  del día de ayer, ya fue detenida María José, la madre de Kevin, de 52 años y con varios antecedentes policiales, que conducía el coche en el que se efectuaron los disparos.

Borja Villacís había alquilado un vehículo Citröen C3 blanco junto a su amigo --Luis, un hombre de 43 años y nacionalidad española que resultó herido grave-- para encontrarse con viejos conocidos de grupos skinhead, pertenecientes a miembros de una familia de Bargas (Toledo), para saldar cuentas pendientes o deudas que podrían estar vinculadas al tráfico de drogas.

Los supuestos autores de los disparos --una mujer de 53 años y dos hombres que podrían ser familiares suyos-- llegaron a la cita en un BMW X2 de color gris plateado, que también había sido alquilado horas antes en la estación de Atocha. También acudió al lugar un tercer coche azul, cuyo papel en el crimen y sus ocupantes están siendo aún analizados por la Policía.

Pero al inicio de la carretera de Fuencarral al Pardo, el Citroën y el BMW chocaron intencionadamente, de ellos se apearon sus ocupantes. Ante la sorpresa de Borja, del BMW, conducido por la mujer, salieron las otras dos personas con un subfusil de asalto y una escopeta de caza y la emprendieron a tiros contra la víctima, que quedó en la cuneta prácticamente muerto.

Los autores también dispararon contra el amigo de Villacís, que fue trasladado al hospital Fundación Jiménez Díaz por este tercer coche azul. Aunque ingresó en estado grave por herida de bala, no se teme por su vida y tendrá que declarar ante los agentes cuando se recupere.

La Policía cree que este suceso estaba muy planificado. Los presuntos asesinos metieron en una emboscada a las dos víctimas y por ello llevaron importantes armas de fuego, así como placas de matrícula para evitar ser localizados. Investigan si habían quedado para pegarse o por algún otro motivo.

Fuente: Agencias/ El Mundo

Comentarios
Más en Sucesos