Alerta sobre las cartas "Nigerianas" con un premio de lotería

Si recibes una carta con sellos aparentemente oficiales de Loterías y Apuestas del Estado diciéndote que has ganado un premio y necesitan tus datos personales y bancarios para que lo cobres, ni caso. Es una estafa que suplanta a varias entidades. Sólo quieren tus datos para utilizarlos fraudulentamente, incluso vendiéndolos a terceros.

La Organización de Consumidores (OCU) está alertando y denunciando sobre unas cartas con sellos aparentemente oficiales de varias entidades, entre ellas una compañía de seguros y Loterías y Apuestas del Estado, en la que te comunican que has resultado agraciado con un premio en un "sorteo internacional de Lotería Primitiva", que son falsas y que no hay que caer en la trampa.

Varias cartas, todas ellas nominativas, y la cuantía de los premios, según el destinatario, va desde 300.000 euros a 19 millones de euros. Con ellas se adjunta un formulario en el que se solicitan los datos personales y bancarios para poder cobrar el premio. Ahí está el fraude. Sólo quieren tus datos para utilizarlos fraudulentamente, incluso vendiéndolos a terceros, especialmente cuentas bancarias.

A esta práctica se le ha denominado "cartas nigerianas", pues las primeras, que llegaban por email hace años, siempre partían de África y desde allí se te emplazaba a recoger un premio de varias maneras posibles.

Como siempre, NI CASO. En esta carta se suplanta a varias entidades que obviamente nada tienen que ver con los autores de este intento de fraude. Si ya has picado, puedes consultarle a la Policía Nacional y/o a la Guardia Civil qué medidas tomar.

Reproducción de la carta completa sobre los premios de lotería

En cualquier caso, nunca hay que facilitar datos personales a terceros, a personas o entidades que no conozcas y que no se esté plenamente seguro de su legitimidad. Ante estas prácticas, sentido común.

Estas son una serie de pautas para reconocer ésta y otras acciones fraudulentas:

  • Ni caso a las presuntas alertas llenas de exclamaciones, interrogaciones e incluso faltas de ortografía, que no erratas.
  • Casi todo -por no decir todo- lo que no está firmado en Internet es falso.
  • Ni caso a las presuntas alertas que a simple vista se ve que vienen de Sudamérica. También son falsas, pero aplicadas a España resultan hasta ridículas.
  • Páginas falsas. Abundan en Internet suplantando a entidades de todo tipo, incluidos la Policía, la Guardia Civil, las principales empresas o el propio Mark Zuckerberg, creador de Facebook.
  • Sorteos: nuestra experiencia nos dice que la gran mayoría son falsos y ni siquiera hay sorteo.
  • Premios: Nadie te va a regalar nada en Internet porque sí.

Comentarios