Qué hacer en caso de abandono familiar

Cuándo se considera abandono familiar, y cuáles son los mejores mecanismos para combatirlo desde la legalidad.
/images/06_2019/4529_abogados-divorcios.jpg

Desde el año 1981, el divorcio es legal en España. A partir de ese momento, los casos de divorcios se han disparado en el país, independientemente de la situación familiar, la edad de los cónyuges o su poder adquisitivo. De igual manera, en los últimos años se están dando cada vez más casos de custodia compartida, abuso doméstico y violencia de género en la familia. Los bufetes de abogados se encuentran con casos de este estilo cada día.

Si bien es cierto que el divorcio está permitido en cualquier caso, sea de mutuo acuerdo o a través de un procedimiento judicial, las responsabilidades de cada uno de los cónyuges no terminan en una simple separación y reparto de los bienes gananciales del matrimonio, aún menos cuando está en juego la custodia y la tutela de los niños, así como un régimen de visitas anual repartido dependiendo del caso y la importancia del mismo.

En muchos de los casos, los progenitores que dejan el hogar familiar, también abandonan sus obligaciones legales de asistir periódicamente a nivel económico a la otra parte progenitora para los gastos que conlleva el cuidado y la escolarización de menores de edad.

Se considera abandono familiar el hecho de, ya no solo dejar el hogar familiar de manera física, sino también desatender voluntariamente las necesidades que las personas dentro del hogar requieren, sobre todo si ese abandono genera una situación de desamparo y vulnerabilidad a los mismos, tanto al adulto encargado de los niños como a los propios menores en sí, teniendo en cuenta que el que abandona el hogar es quien sustenta el mismo al recibir un salario periódico y el otro adulto está desempleado o desempleada.

Un ejemplo claro de abandono familiar sería negarse a pagar la pensión alimenticia, aunque no solo se habla de abandono de las responsabilidades a nivel económico, sino también en otros ámbitos que afecten generalmente al bienestar de las personas en el hogar familiar.

Los despachos de abogados especializados en Derecho de Familia, cuentan con un alto índice de éxito en la defensa de sus clientes. Si te encuentras en una situación en la que el padre o madre de tus hijos reniega de sus obligaciones como tal, no lo dudes y consulta con un abogado especialista que te pueda ayudar en tu caso y te aconsejen cuál es la mejor manera de conseguir que se te pague lo que es debido.

Comentarios
Más en Salud