¿Gripe, COVID o resfriado? Estas son sus principales diferencias

Con una triple epidemia en este invierno, es importante saber diferenciar cada sintomatología
photo_camera Con una triple epidemia en este invierno, es importante saber diferenciar cada sintomatología

Los virus no parecen dispuestos a dar un respiro a la población ni por Navidad. Cuando el covid desaparece del imaginario común tras varios años copando titulares en los informativos, enfermedades tan comunes como la gripe o el resfriado han recobrado protagonismo por la ola de contagios que está experimentando nuestro país estas semanas.

Pero si algo es cierto en todo esto es que ni antes todo signo de malestar era una evidencia de haber contraído coronavirus ni ahora sucede lo propio con el resto de afecciones. Si bien es cierto que todas ellas comparten rasgos comunes en sus patologías, hay algunas diferencias destacables que es importante tener en cuenta a la hora del diagnóstico.

Por muy evidente que parezca, la mejor forma de salir de dudas es emplear algunas de las pruebas de detección de enfermedades. Tanto el covid-19 como la gripe pueden causar fiebretoscansanciodolor de gargantadolor muscularcefaleadiarrea y problemas respiratorios. Por ello, la solución más razonable pasa por someterse a una PCR, que determinará de cuál de las dos enfermedades se trata.

Al fin y al cabo, ambas se diferencian principalmente en el virus que las provoca. Mientras que el covid llega de la mano del conocido SARS-CoV-2, en el caso de la gripe es el virus de la influenza el que causa malestar y toda la sintomatología que acompaña a este.

Para diferenciar los constipados y catarros, normalmente causados por el rinovirus, del covid basta con prestar atención a cuáles son los síntomas que se presentan. Sin ir más lejos, estornudos, la congestión y el goteo nasal son signos de malestar que a diferencia del coronavirus, sí aparecen en los resfriados comunes.

Otra pista muy útil se da con la pérdida del olfato y/o el gusto. Es bien sabido que esta consecuencia del coronavirus no se asocia directamente con la mucosidad, algo que, en cambio, sí sucede en los casos de constipado. Así pues, en un virus los mocos son causantes de este deterioro, mientras que en otro no tiene nada que ver.

Con todo, si algo comparten las tres enfermedades es que ninguna de ellas se cura con antibióticos ni con ningún otro medicamento. Eso sí, analgésicos y antitérmicos, combinados con el reposo y la hidratación, serán nuestros mejores aliados para sobrellevar estas infecciones de la mejor manera posible.

Asimismo, en pacientes de riesgo o en los casos más graves, normalmente marcados por las complicaciones respiratorias, existen tratamientos específicos con antivirales provistos por medio de prescripción médica.

Comentarios
Más en Salud