¿Cómo se hace una dieta baja en carbohidratos?

La dieta baja en hidratos de carbono ha sido hondamente investigada por la ciencia como el método más eficaz para perder peso, y a la vez, prevenir algunas enfermedades (incluyendo enfermedades mentales).Pero ¿Conoces qué tipo de alimentos puedes consumir y cuáles no?

La dieta baja en hidratos de carbono, no incluye los alimentos ricos en azúcares y almidones, tampoco aquellos alimentos que tengan alguna sustancia perjudicial para la salud y que colabore con el incremento de peso.Disminuir el consumo de hidratos de carbono colabora con la disminución del apetito y te ayuda a consumir menos calorías durante el día.

No obstante, no es necesario contar calorías, y más importante aún es que no tendrás que pasar hambre, ya que la dieta te permitirá sentirte saciado mientras pierdes peso.También, limitar el consumo de hidratos de carbono tiene muchos beneficios más además de la pérdida de peso: regula la glucosa en la sangre, los niveles de triglicéridos, tensión arterial, incrementa el colesterol HDL y mejora los niveles de colesterol LDL.Ya que es conocido el principio básico de una dieta baja en hidratos de carbono, es momento de conocer qué tipo de alimentos que debes evitar y cuáles son los que puedes comer.

Alimentos permitidos

Una dieta en hidratos de carbono incluye solo alimentos naturales y reales que apenas tienen hidratos de carbono, o mejor, que no los contengan de ninguna manera, y que sean ricos en grasas saludables y proteínas.La cantidad de hidratos de carbono en los alimentos que consumes dependerá de distintos factores, como tu peso corporal, el nivel de ejercicio físico que tienes y tu estado de salud.Esto significa que una dieta baja en hidratos de carbono es más o menos flexible, dependiendo de las condiciones individuales de la persona, y de los objetivos que esta persigue.

Conocido esto, una dieta baja en hidratos de carbono está basada en el consumo de los siguientes alimentos:

  • Aceites saludables y grasas: aceite de hígado de bacalao, mantequilla, aceite de coco y aceite de oliva.
  • Frutos secos y semillas: nueces y almendras.
  • Verduras: Zanahorias, espinacas, coliflor y espárragos.
  • Frutas: albaricoques, naranjas, peras, plátanos y arándanos.
  • Productos lácteos ricos en grasa: nata montada, queso, yogur y mantequilla.
  • Huevos.
  • Pescado: bacalao, salmón, truchas y sardinas.
  • Carne: cordero, ternera y pollo.

Si eres una persona activa que practica suficiente deporte, tu peso es normal y no presentas problema alguno de salud, puedes consumir de vez en cuando patatas, quinua o avena, cereales sin gluten, judías y lentejas.El consumo de vino sin carbohidratos ni azúcares añadidos y el chocolate negro con una concentración de cacao mayor al 70% está permitido con mucha moderación.

Alimentos prohibidos

Una dieta baja en hidratos de carbono prohíbe todos los alimentos ricos en hidratos de carbono, esto quiere decir, aquellos que tengan grandes cantidades de almidones y de azúcares.Estos dos tipos distintos de hidratos de carbono promueven la producción de insulina en el cuerpo, una hormona encargada de almacenar grasa para luego utilizarla como energía.Reduciendo el consumo de hidratos de carbono, la secreción de insulina es reducida, y entonces el cuerpo comenzará a quemar esa grasa acumulada porque no tiene combustible en forma de hidratos de carbono.Dicho de otra forma, una dieta baja en hidratos de carbono hace que el cuerpo queme grasas sin parar, lo que es traducido en una rápida y notable reducción de peso.Conocido esto, una dieta baja en hidratos de carbono prohíbe el consumo del siguiente grupo de alimentos:

  • Productos light (dietéticos) bajos en grasa: no tienen grasas, pero si tienen grandes cantidades de azúcar.
  • Cereales con gluten: cebada, escanda, centeno, trigo y derivados como la pasta o el pan.
  • Edulcorantes artificiales: aspartamo, sucralosa y sacarina.
  • Azúcares añadidos (fructosa y jarabe de maíz de alta fructosa): bollería, helado, caramelos y bebidas gaseosas.
  • Grasas trans: aceites parcialmente hidrogenados o hidrogenados.
  • Aceites vegetales refinados: semillas de uva, canola, soja y aceite de girasol.
  • Alimentos procesados: cualquier alimento envasado con la apariencia de haber sido producido y no simplemente cosechado.

Bebidas permitidas

Una dieta baja en hidratos de carbono permite beber té, café y agua sin problema alguno, ya que todas son bebidas con ningún carbohidrato.También, cada una de ellas tiene distintos beneficios saludables para el organismo.Del mismo modo, es posible también consumir gaseosas, pero sin edulcorantes artificiales o azúcar.El número de alimentos recomendados al seguir una dieta baja en hidratos de carbono, es de tres comidas al día: desayuno, almuerzo y cena.

Sin embargo, esto no impide picotear de forma saludable entre horas si el cuerpo te lo pide: un puñado de frutos secos, un poco de queso, un yogur, etc.¡Esto es todo! Aquí están los principios básicos de una dieta baja en hidratos de carbono. Ahora queda en tus manos ser estricto contigo mismo y empezarás a perder esos kilos que te molestan.

Si quieres conocer todos los detalles sobre las dietas baja en hidratos de carbono: alimentos prohibidos, alimentos permitidos, y comenzar a adelgazar de la forma más natural y saludable que existe, consulta Nutrición sin Más.

Comentarios
Más en Salud