Leganemos pide el desmantelamiento de la gasolinera de la Avenida de Fuenlabrada

Un "litigio jurídico" de hace décadas mantiene abierta la gasolinera de la avenida de Fuenlabrada --a escasos metros de viviendas por tres de sus márgenes y junto a una plaza pública-- pese a que incumpliría el convenio que se firmó en 1989, según ha advertido este martes la candidatura de unidad popular Leganemos, que ha pedido su desmantelamiento.

Esta estación de suministro, que vulneraría además la distancia a viviendas habitadas que fija la nueva 'Ordenanza de estaciones de servicio', funciona en este enclave urbano porque hace casi 30 años, el 19 de julio de 1989, el propietario se comprometió a ceder el terreno a cambio de una nueva licencia en el polígono 'Ciudad del Automóvil'.

Según Leganemos, el convenio establecía que esta nueva estación "se abriría en febrero de 1992 y se establecía un plazo de tres años para el cierre de la antigua gasolinera", en el casco urbano.

Pero, en 1995, el Pleno del Ayuntamiento leganense aprobó requerir a la empresa el cierre de la misma y, "después de esto, nunca más se supo". Veintitrés años después, la instalación sigue funcionando.

"El empresario mantuvo su negocio y los sucesivos gobiernos de la ciudad nunca han reclamado el cumplimiento de este requerimiento", han apostillado desde la la candidatura de unidad popular, donde han señalado que esta situación "no se puede prolongar" durante más tiempo.

Ante ello, el alcalde, Santiago Llorente, ha confirmado este jueves que la gasolinera "sigue contando con licencia" a día de hoy.

En este sentido, ha puntualizado que el asunto está inmerso en "un litigio desde hace décadas" que, como cualquier contencioso de este tipo, "es complicado resolver".

Por su parte, el portavoz de Unión por Leganés (ULEG), Carlos Delgado, se ha sumado a la petición de Leganemos, iniciativas que fomentan la "transparencia" y la "legalidad", según ha remarcado.

Comentarios