La Mancomunidad del Suroeste no renueva el convenio de servicios sociales con la C.A.M

La Mancomunidad de Servicios del Suroeste (compuesta por los municipios de Batres, Griñón, Moraleja de Enmedio, Serranillos del Valle, Torrejón de la Calzada y Torrejón de Velasco) no ha renovado el convenio que mantiene con la Comunidad de Madrid para la prestación de los servicios sociales, al rechazar la propuesta remitida por la Consejería de Políticas Sociales y Familia, y reclama una propuesta "equilibrada y equitativa".

Por su parte, fuentes del departamento que dirige Carlos Izquierdo han indicado a Europa Press que la problemática radica en un "problema interno" de la propia mancomunidad, a raíz de la salida de este organismo de Cubas de la Sagra y la situación de deuda que deja este municipio, y que mantienen una actitud "dialogante" y de mediación para tratar de alcanzar una solución "razonable".

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Batres indican que la no renovación del convenio radica en la actitud del Consistorio de Cubas de la Sagra, que se ha desvinculado de la Mancomunidad del Suroeste "sin hacer frente a una deuda de 300.000 euros".

Una reciente sentencia judicial, indican fuentes conocedoras del caso, permitió a este municipio desvincularse de la mancomunidad, algo que pretendía desde el año 2013 , y que ha derivado en que el Ayuntamiento de esta localidad quiera desplegar los servicios sociales por su cuenta.

No obstante, el resto de municipios de la mancomunidad indican que Cubas de la Sagra se ha desvinculado del organismo sin asumir una deuda de 300.000 euros por el impago de cuotas desde 2013 algo que hace "inviable su situación económica", expone el Consistorio de Batres en un comunicado.

Además, la mancomunidad ha decidido rechazar la propuesta de convenio para la prestación de servicios sociales ofrecida por la Comunidad de Madrid al entender que tampoco es suficiente para sufragar las prestaciones que requieren estas localidades, que concentran una población de unos 35.000 habitantes.

Ante esta situación, la Junta Plenaria de la Mancomunidad del Suroeste ha acordado este viernes instar a la Comunidad de Madrid a buscar una solución "equilibrada y equitativa" para la Mancomunidad de Servicios del Suroeste de Madrid y los pueblos que la componen.

Por ello, solicitan "amparo" para poder continuar con la prestación de los servicios Sociales e instan a la Comunidad a "resolver la situación". El alcalde de Batres, José Ángel Fernández, ha manifestado que los perjudicados por esta situación son los "ciudadanos más necesitados" de estos municipios" y que los derechos sociales "son un derecho y no se negocian".

Aparte, ha exigido a la Comunidad de Madrid la prestación inmediata de los Servicios Sociales, asumiendo su responsabilidad como administración competente.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia han explicado que la citada mancomunidad ha rechazado la propuesta de convenio planeada por la administración aludiendo a las deudas que arrastran los municipios del organismo, que rondarían los 1,6 millones.

Las mismas fuentes indican que la Comunidad ha planteado una propuesta "justa", en la que se incluye medidas para afrontar estas deudas (con mecanismos de pago 'ad hoc'), y que los problemas de deuda no se le puede atribuir a la administración regional.

Sin embargo, desde la Consejería están convencidos de que al final se logrará una solución "razonable", puesto que desde el departamento que dirige Carlos Izquierdo mantienen una actitud "dialogante y abierta" para alcanzar un consenso, como ocurre con el resto de mancomunidades.

Fuente: Europa Press

Comentarios