Fuenlabrada trabaja con los adolescentes y sus familias a través del programa PISA

Cerca de 700 jóvenes reciben recursos sociales y emocionales con el apoyo de la concejalía de Bienestar Social

El Ayuntamiento de Fuenlabrada, a través de la concejalía de Bienestar Social, ha trabajado con cerca de 700 adolescentes y sus familias desde que se inició la crisis sanitaria dentro del programa de Prevención e Intervención Social (PISA).

Este programa supone un apoyo para la población adolescente con edades entre los 12 y 18 años, en el que un equipo multidisciplinar trabaja en aspectos como la prevención, la adquisición de herramientas sociales y emocionales y la intervención social y psicológica.

El objetivo es disminuir los factores de riesgo entre adolescentes y favorecer una adecuada socialización para evitar situaciones de marginalidad o exclusión social.

A través de este programa, diferentes profesionales, en coordinación con el centro escolar de referencia y con la familia, realizan el seguimiento a 690 casos, que corresponden a adolescentes, para detectar situaciones de vulnerabilidad y ofrecerles los apoyos necesarios.

En este proceso de seguimiento, el equipo interdisciplinar realiza llamadas directas a las familias y al colectivo de adolescentes, y además utiliza otros medios, como puede ser las video-llamadas de whatsapp o las redes sociales como instagram, donde se ofrecen materiales de apoyo emocional, y de ocio o se mantiene el contacto con los usuarios.

Entre otras cosas, se ha podido detectar en estos seguimientos la necesidad de ofrecer apoyos en el estudio, la contención emocional de los adolescentes y sus familias ante problemas derivados de la convivencia, de la pérdida de recursos económicos en el núcleo familiar (despidos, ERTES), y el aprovechamiento activo del tiempo, a través de propuestas telemáticas que tengan que ver con sus intereses y aficiones.
 

La crisis sanitaria ha puesto de manifiesto nuevas situaciones y problemas a abordar desde una perspectiva diferente, por los conflictos que surgen de la convivencia derivada del confinamiento u otros problemas como la gestión de duelos, la pérdida de trabajo de algún integrante de la familia, la falta de recursos etc..

Comentarios