Solucionar nuestros problemas de almacenamiento con armarios

En casa siempre nos falta espacio.  Por grande que sea nuestra vivienda llegará un momento en el que no sabemos dónde meter la ropa, los juguetes de los niños, los zapatos,  etc., y ese es el día en el que debemos adquirir un armario.

Ahora podemos comprar armario barato y los hay de muchos tipos como el armario de puertas correderas con el fin de que no ocupen espacio al abrirlas, ideales si nos hace falta un armario ropero y no tenemos mucho espacio en casa.

Los podemos comprar en kit para montar

Si necesitamos un armario trysil y  otro de cualquier otro tipo los podemos comprar en kit para montarlos en  casa, por lo que ni siquiera hay que ir a una tienda de muebles.

Muchos de estos armarios pequeños, y también los de mayor tamaño, se pueden adquirir por internet, de manera que solo tenemos que comprar armario ropero en una tienda online y nos llegará a casa.

Dentro del paquete vendrán las  instrucciones de montaje, las llaves, los tornillos y las cajoneras para  armarios que necesitemos con el fin de guardar la ropa más delicada,  como los calcetines o la ropa interior.

Son útiles en todas las estancias de la casa

Parece mentira lo que la unión de  unas pocas maderas puede hacer por el orden de nuestra vivienda, algo  que comprobamos con los armarios para lavabos pequeños.

Con ese poco espacio que ganamos  debajo del lavamanos despejamos todo el baño, pues ahí se pueden colocar  los peines, útiles de afeitar, de depilación, máquinas de cortar el  pelo, papel higiénico, etc., elementos que sin el armario siempre está  molestando y cayéndose.

Su estética hace que los podamos poner en cualquier parte

Las casas son cada vez más caras y por eso solemos buscar viviendas pequeñas en las que el alquiler sea bajo.

Entonces surge el problema de que  necesitamos adquirir algo de espacio de almacenaje, pero no cabe en el dormitorio que es donde se suelen colocar los armarios y hay que  llevarlo a una zona la vivienda menos apropiada, como por ejemplo el  salón.

Por suerte, ahora hay  incluso armarios para la entrada del piso y se pueden encontrar con  apariencias muy discretas, tanto que una vez cerrados parecen un mueble  más de lo que tenemos en la vivienda sin que destaquen lo más mínimo.

De hecho, en las tiendas hay algunos  que tienen las puertas lisas, sin pomos con los que abrir (se abren deslizando las puertas o apretando hacia dentro), por lo que hay que  fijarse muy bien con el fin de darnos cuenta de que es un armario.

Hay todo tipo de accesorios que nos hacen la vida más fácil

Además del armario podemos adquirir  todo tipo de accesorios. Por ejemplo, luces para armarios a pilas, que  se encienden si abrimos la puerta o al tocarlas, las cuales nos hacen  más sencilla la tarea de coger lo que hay dentro en condiciones de poca  luz.

También podemos comprar zapateros de  tela que se cuelgan como si fueran una percha, divisores blandos para los cajones e incluso bolsas de vacío en las que la ropa ocupa lo menos posible, con una válvula desde la que extraer todo el aire que contienen con la aspiradora.

Comentarios
Más en Economia y consumo