Manresa - Montakit Fuenlabrada: Solo vale ganar

El MONTAKIT Fuenlabrada juega este viernes el partido más importante de los cuatro que le quedan para conseguir la permanencia. Se enfrenta a La Bruixa d´Or, actual colista pero con las mismas victorias que el equipo de Jesús Sala. Un centenar de aficionados del Fuenla irán a Manresa.

En el Día del Trabajo al MONTAKIT Fuenlabrada le va a tocar trabajar más que nunca. En un horario atípico, los de Jesús Sala se van a jugar gran parte de sus opciones por seguir el año que viene en la Liga Endesa. Y es que mañana viernes (20:15, LaOtra) se enfrenta en Manresa a La Bruixa d´Or, o lo que es lo mismo, el último clasificado recibe al penúltimo. Con Andorra y Sevilla con 10 victorias en su casillero, la permanencia parece cosa de tres, Gipuzkoa, Fuenlabrada y Bruixa d´Or, y estos dos últimos se verán las caras en un partido que ambos tenían señalado en rojo desde hacía mucho tiempo.

Uno de esos encuentros que lleva varias semanas asomando por el horizonte y que el paso de las jornadas va haciendo cada vez más transcendental. Un choque al que el MONTAKIT llega en un gran momento, probablemente el mejor de la temporada, gracias a las dos últimas victorias que ha sumado de manera consecutiva. Los de Jesús Sala le han dado la vuelta a la situación en apenas dos semanas, pasando de estar casi en la Adecco Oro a tener esta jornada una gran oportunidad de conseguir la permanencia.

En caso de ganar mañana sacarían una victoria a Manresa y, además, le ganarían el basketaverage, algo que ocurrirá salvo gran descalabro, ya que el Fuenla ganó en la ida por 26 puntos, aún con Casimiro en el banquillo. En total, los manresanos necesitarían ganar dos encuentros  más que el Fuenlabrada quedando tres por disputar, contando con que el equipo entrenado por Pedro Martínez visita la última jornada nada menos que al Real Madrid. Es decir, con casi toda seguridad el Fuenlabrada evitará el último puesto de la clasificación si gana en el Nou Congost, algo muy importante de cara a los posibles ascensos que se produzcan desde la Adecco Oro.

Pero como decimos, todo esto ocurrirá siempre y cuando el MONTAKIT cumpla mañana con su deber. Si cayera derrotado, la situación sería muy diferente. Volvería al último puesto de la clasificación y necesitaría ganar un partido más que Manresa de los tres que quedan. Y esto solo para evitar el último puesto.

Pero los de Sala, que van a Manresa sin bajas, llevan dos partidos que invitan a ser optimistas. Todo lo que hace tres semanas era malo ahora parece bueno. Jugadores que habían mostrado un nivel paupérrimo durante varios tramos de la temporada (Dani Clark o Josh Mayo, por ejemplo) vuelven a resurgir en el momento más oportuno. Ahora todos transmiten confianza, ganas, compromiso e ilusión en cada partido. Da la sensación de que todos disfrutan y, como ha dicho el propio Sala en más de una ocasión, de que confían en sí mismos y también en el trabajo del cuerpo técnico.

Todo esto tendrán que refrendarlo ante un Manresa con las bajas de Dewar, Grigonis y Little y que viene de encadenar suma cuatro derrotas consecutivas. Aun así, los de Pedro Martínez saben competir muy bien. En la pasada jornada a punto estuvo de darle un susto a Valencia en su propia casa, y ya le hemos visto ganar este año en Gran Canaria o en su propia casa a todo un Unicaja. Sin embargo, en las últimas semanas se le ha atragantado en el Nou Congost tanto Sevilla como Gipuzkoa, con el que tiene el basketaverage perdido, lo que le obliga a un más si cabe a ganar el partido de mañana.

Y es que Gipuzkoa es el tercero en discordia. Los vascos reciben el domingo al Iberostar en un momento de forma paupérrimo. Seis derrotas consecutivas llevan los de Ponsarnau, que han pasado de tener la situación más o menos controlada a meterse en un lío enorme. De hecho, su partido es muy importante para los intereses del Fuenlabrada porque si ellos pierden y los de Sala ganan, acabarían la jornada en descenso detrimento de un MONTAKIT que saldría de la quema tras muchas jornadas.

Pero, de nuevo, todo esto no servirá de nada si Fuenlabrada no gana. La importancia del partido es máxima, de ahí que el club junto a MONTAKIT (que ha anunciado que seguirá patrocinando al club aunque descienda) hayan puesto a disposición de los aficionados varios autobuses para ir a Manresa, cuyas plazas se acabaron en cuestión de horas.

En total, un centenar de aficionados fuenlabreños viajarán por segunda salida consecutiva con toda la  ilusión de ver a su equipo dar un paso de gigante hacia la permanencia.  Mañana solo vale ganar.

Comentarios