Una monumental cruz de 42 metros se erige en Pakistán

Una monumental cruz de 42 metros se erige en Pakistán, ubicada en la entrada del cementerio cristiano más grande de la ciudad de Karachi, lugar que es frecuentemente atacado por fundamentalistas islámicos. Su promotor, el empresario cristiano Parvez H. Gill, la convertirá en la mayor de Asia con el objetivo de defender la libertad religiosa en el país.

02/06/2015 | Fn | Ulises Arce

El empresario cristiano pakistaní Parvez Henry Gill ha decidido levantar en la ciudad de Karachi una cruz de hormigón con dimensiones monumentales. Se trata de una valerosa iniciativa a favor de la libertad religiosa en Pakistán, como símbolo imposible de ignorar sobre la presencia cristiana en el país y frente a la persecución religiosa.

Gill pretende que sea una de las cruces más grandes del mundo, precisamente por las grandes dificultades que atraviesan las comunidades cristianas del país. Con 42 metros de altura, se aproxima al tamaño de un edificio de 14 pisos. De los 100 trabajadores iniciales, unos 20 renunciaron cuando descubrieron el propósito de la construcción. Sin embargo, en la actualidad incluso no creyentes toman parte en las tareas de construcción.

En declaraciones al Washington Post, el empresario de 58 años ha explicado que la grave situación de discriminación que sufren motiva a las familias a dejar la ciudad. “Quiero que las personas cristianas la vean y decidan quedarse”, ha afirmado Gill. “Será un símbolo de Dios y todos los que la vean dejarán de preocuparse”, ha añadido.

Dado el escenario escogido, muchos cristianos de Karachi temen que una obra de tal magnitud traiga más problemas de los que ya sufren. Su creador reconoce que le han advertido sobre el riesgo que corre su propia seguridad, ya que su proyecto puede ser visto como una provocación desde el extremismo islámico.

Comentarios