Una gastroenteritis estuvo a punto de abortar la acción terrorista contra Charlie Hebdo

  • Said Kouachi, uno de los dos hermanos autores del atentado a Charlie Hebdo, sufrió problemas intestinales el 6 de enero, la víspera del atentado. Finalmente, ambos hermanos decidieron no abortar la operación al encontrar ese día a todos los periodistas reunidos en la sala de juntas de la revista.

En la noche anterior a la que los hermanos Kouachi asesinarán a 12 personas, Said Kouachi, el mayor de los dos, se pasó la víspera vomitando y con diarrea. Según una investigación policial desvelada por el diario francés Le Monde, se ha sacado  la conclusión de que la víspera del ataque contra la revista Charlie Hebdo esa gastroenteritis estuvo a punto de abortar los planes terroristas.

Sin embargo fue el propio Said Kouachi el que decidió que a pesar de encontrarse débil no se podía retrasar el atentado al tener datos concretos de cuándo y quiénes se reunían el día 7 en el edificio de la redacción de Charlie Hebdo. 

Otro punto de la investigación gala llevada a cabo por la Policía es la hipótesis sacada del registro de llamadas realizadas por los hermanos Kouachi donde se cree que 10 horas antes de cometer los atentados éstos se reunieron en Gennevilliers, la localidad próxima a París en la que vivían, con Amedy Coulibaly el responsable del atentado contra el supermercado de comida judía que se llevó a cabo contemporáneamente a su ataque contra la revista Charlie Hebdo.

Comentarios