Un ferry con 156 pasajeros tiene que ser evacuado por un incendio en las costas de Baleares

29/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

Un ferry de la compañía naviera española Transmediterránea Acciona ha tenido que ser evacuado este martes después de sufrir un incendio. El ferry realizaba el viaje Palma de Mallorca-Valencia y transportaba 156 pasajeros de hasta 12 nacionalidades.

El Sorrento, nombre de la embarcación, tuvo que ser evacuado en altamar a unas 30 millas del desembarco desde las costas de Palma. El ferry pretendía cubrir las aproximadamente 140 millas náuticas que separan la isla de las costas de Valencia. Los afectados llegaron al puerto mallorquín alrededor de las ocho y media de la tarde.

De los 156 pasajeros, 50 eran tripulantes y 78 conductores de los camiones que transportaba la embarcación. Tan solo 4 resultaron heridos por intoxicación de humo y tuvieron que ser trasladados por el helicóptero Helimer 213 al hospital Son Espases. Allí 3 ya han recibido el alta médica. Según el 112 de Baleares, además de españoles había alemanes, rumanos, búlgaros, colombianos, ecuatorianos, argentinos, albaneses, australianos, chinos, senegaleses y argelinos.

A pesar de que el capitán no había creído necesaria la evacuación en un primer momento por el incendio originado en el garaje aun por circunstancias desconocidas, finalmente pidió ayuda al Centro de Coordinación de Salvamento a eso de las 13.50 de la tarde. Más de media docena de embarcaciones de Salvamento Marítimo, Guardia Civil, Emergencias y tres helicópteros de los servicios del Estado tuvieron que movilizarse en la evacuación. Según la ministra de Fomento Ana Pastor, transporta alrededor de 753 toneladas de combustible y sustancias contaminantes y sigue flotando a la deriva en llamas. Las autoridades están tratando de sofocar las llamas con elementos especiales que no afecten a la flotabilidad del barco para que no se hunda.

Gabriel Silva y otros dos pasajeros del ferry se han mostrado aun así descontentos con los elementos de rescate. Según ellos, las cuerdas se atascaban y las escaleras para acceder al barco que los evacuaba eran muy estrechas y golpeaban continuamente el casco, lo que dificultaba el acceso a la embarcación. A pesar de ello, otro de los afectados decía que “si esto llega a ocurrir de noche, no lo contamos”.

La compañía española operaba con la nave desde el pasado año después de alquilarlo a la compañía Grimaldi. Tras el incidente, Europa Press ha informado de que los 600 estudiantes Erasmus que pretendían viajar en él hasta Ibiza este martes serán reubicados para que otra embarcación que viaja a Mallorca desvíe su trayectoria y los deje en Ibiza. Otra parte del grupo tendrá que desplazarse a Denia para coger otro ferry que los lleve directamente a la isla balear.

Comentarios