Se cumple un año del secuestro de más de 200 niñas por Boko Haram en Nigeria

14/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

Hoy martes 14 de abril se cumple un año del secuestro de más de 200 niñas por el grupo terrorista islamista de origen nigeriano Boko Haram. Nigeria y otros países conmemoran este aniversario con algunos actos multitudinarios y el famoso hashtag #BringBackOurGirls (“Devolvednos a nuestras niñas”) ha vuelto a ser trending topic mundial en Twitter.

Aquel 14 de abril de 2014, 270 niñas fueron secuestradas mientras dormían en la residencia de su escuela en el pueblo de Chibok, en el estado nigeriano de Borno. Un año después, la mayoría continua en paradero desconocido y tan solo un pequeño grupo de 28 mujeres y jóvenes consiguió escapar. La propia ONU cree que muchas de esas niñas han podido ser asesinadas en las últimas semanas y se sospecha que muchas han sido explotadas de alguna manera u otra y que han podido sufrir todo tipo de violaciones y vejaciones.

En la conmemoración de este aniversario, el recientemente vencedor en las elecciones nigerianas de marzo, Muhammadu Buhari, ha reconocido que no puede prometer que se encuentre a las niñas. Sin embargo, ha asegurado en un comunicado dedicado a los padres, las familias y amigos de aquellas niñas que “mi gobierno va a hacer todo lo posible para traerlas de vuelta a casa”.

Muchos han coincidido en contrastar su actitud con la del anterior presidente, Goodluck Jonathan, quien aseguraba que las niñas serían liberadas en un posible intento de conseguir votos de cara a la cita en las urnas de la que finalmente saldría perdedor. Goodluck no trató el asunto como una prioridad del gobierno hasta que la comunidad internacional se le echó encima y se vio obligado a mover ficha.

Las organizaciones internacionales coinciden en culpar al ex presidente del trágico suceso. “Su gobierno falló en la prevención de estos crímenes, en su persecución y en la protección de las víctimas”. “El nuevo presidente va a tenerlo que hacer mejor y más rápido”, sentenciaba Karim Lahidji, director de la Federación Internacional para los Derechos Humanos.

Amnistía Internacional denuncia que desde comienzos de 2014, al menos 2.000 mujeres y niñas han sido secuestradas por la también conocida como “versión africana” del Estado Islámico. La organización asegura que muchas de ellas han sido forzadas sexualmente y entrenadas para luchar, suerte que también podrían haber corrido muchas de las secuestradas.

Comentarios