Más de 400.000 personas celebraron el Año Nuevo Chino en Usera

Más de 400.000 personas han celebrado el Año Nuevo Chino en el distrito de Usera durante este fin de semana, lo que supone un 15 por ciento más de público que durante la celebración del año pasado.

Según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado, en su tercera edición, y con más de 100 citas programadas por el Área de Cultura y Deportes, el Año Nuevo Chino en Usera ha aumentado en más de 50.000 el número de visitantes y ha celebrado esta fiesta para "acercarse" a una comunidad que en Madrid está formada por 60.000 personas.

La asistencia a las actividades del Año Nuevo Chino ha crecido respecto al pasado año y aumenta con los datos provisionales un 15 por ciento respecto a 2017. Debido al "éxito de la última edición", este año todos los talleres, sesiones y actividades habían duplicado su aforo, y aún con todo, "han logrado completarse con éxito", ha informado el Consistorio.

Esta "alta participación" demuestra las posibilidades de generar "sinergias y conocimiento mutuo" entre las distintas culturas y tradiciones que conviven en la ciudad y que invita a la ciudadanía a "disfrutar de las citas culturales fuera del centro y vivir otros distritos", ha señalado el Ayuntamiento.

Según la tradición china, el año del Perro de Tierra se caracteriza por la colectividad y la amistad. El Ayuntamiento ha querido "recoger ese espíritu" con diferentes las actividades colaborativas y participativas, con el objetivo acercar a la cultura china a las ciudadanía de Madrid.

En ese sentido, el sábado amaneció el lago Pradolongo con un espectáculo lleno de movimiento, imágenes y narrativa, y gracias a los artistas Annie Pui Link Lok y Juan Ayala. Ese mismo día por la tarde, cientos de miles de personas despidieron el día con el lanzamiento de farolillos y de buenos deseos para este nuevo año en el lago del mismo parque.

Las 100 propuestas que han formado la programación municipal para el fin de semana en el barrio de Usera se cerraron ayer con el Gran Desfile tradicional el que 1.200 artistas y voluntarios llenaron las calles de luz, color y música para dar la bienvenida al Año del Perro de tierra. El pasacalles arrancó en la calle Marcelo Usera-Rafaela Ybarra y llegó hasta la Junta Distrito del barrio, donde una sesión con música electro-china puso el punto y final al fin de semana.

Comentarios