Barómetro del CIS: Los españoles consideran que la situación política es muy mala

De los cuatro partidos más votados en las elecciones del 26-J, solo el PSOE registra un ligero ascenso en intención de voto, según los datos publicados del último barómetro del CIS.

Según los datos de la encuesta que se llevó a cabo una semana después de las segundas elecciones generales, entre el 1 y el 11 de Julio, con 2.500 entrevistas realizadas, el PSOE sube medio punto logrando un 23,1 %.

El resto de partidos descienden ligeramente. La intención de voto hacia el PP bajaba medio punto, pasando del 33% que logró en los comicios al 32,5%.

Unidos Podemos con las confluencias de la formación morada se anotaba un 19,6% según la encuesta, es decir, punto y medio por debajo de la marca de 21,1% que consiguió en las elecciones. El partido de Pablo Iglesias es el que peor resultado obtiene en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas.

Ciudadanos, también descendía. En concreto, la encuesta le otorgaba un 12%, es decir, un punto menos que lo obtenido en las urnas. La leve subida del PSOE puede explicarse como consecuencia de un cierto efecto euforia tras haber constatado parte de sus votantes abstencionistas que finalmente el partido consiguió resistir la ola de la coalición Unidos Podemos a la que todas las encuestas situaban por delante.

El descenso de los populares podría explicarse como un desinfle tras el resultado ciertamente inesperado y notable que logró en los comicios cuando registró un crecimiento de 690.000 votantes y 14 escaños más que los obtenidos el 20-D.

Las variaciones al alza y a la baja que registran PSOE y PP respectivamente son muy pequeñas pero quizá podrían bastar para evitar la pérdida del último escaño a manos de los nuevos partidos en unas cuantas provincias.

Caen los partidos emergentesLa intención de voto que el CIS registraba para Unidos Podemos sólo unos días después de la cita electoral es significativa, no solo porque se trata de 1,5 puntos sino porque parece confirmar el desencanto de buena parte de sus electores a la vista de que la alianza sellada entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón finalmente no ofreció los réditos esperados.

La caída de Ciudadanos también es trascendente. Baja un punto que se suma a los ya perdidos en las propias urnas y se acerca cada vez más al listón del 10%.

Probablemente, C's esté acusando las consecuencias de su veto a Rajoy que le llevaron tras el 20-D a firmar un pacto con el PSOE que finalmente no fructificó y, posteriormente, ante los comicios del 26-J, intentó marcar distancias sin lograr tampoco un buen resultado.

De hecho perdió respecto al 20-D ocho escaños.El barómetro del CIS muestra en cualquier caso que los dos partidos históricos siguen sosteniendo juntos el resultado del bipartidismo: 55,6%.Por su parte, las dos fuerzas emergentes pierden juntas posiciones. Si el 26-J consiguieron atraer entre las dos al 34% de los electores, apenas diez días después, perdían 2,5 puntos, acercándose ya al límite del 30%.En la encuesta se muestra además la preferencia electoral de los españoles conjugando el partido al que asegura que votarían más la afinidad que les suscita cada una de las formaciones.

Así, en este apartado recogido bajo el título voto más simpatía, el PP se sitúa en primera posición con un 20,8%; el PSOE, en segunda, con un 18,4; Unidos Podemos figura en tercer puesto con un 10,9 y, finalmente, Ciudadanos con un 9%.

Mariano Rajoy, el peor valorado, ya que la encuesta del CIS sitúa al candidato del PP, Mariano Rajoy, como el peor valorado de entre los cuatro principales líderes políticos aunque a muy escasa distancia de ellos.

Albert Rivera logra una nota del 3,96, seguido por Pedro Sánchez con un 3,93. Pablo Iglesias obtiene una nota del 3,48 y Mariano Rajoy del 3,35.

Preguntados los ciudadanos por la situación económica, el 64% sigue considerándola mala o muy mala, si bien hay un 17% que opina que es mejor que hace un año y un 19,3% que considera que dentro de un ejercicio será más positiva.

En cuanto a la situación política, un 77% la califica como mala o muy mala y un 40% cree que es peor que hace un año. Echando la vista hacia el futuro, un 16,7% opina que dentro de un año habrá mejorado.

Los españoles, siguen afirmando que un 75,6% que el principal problema del país es el paro. Un 43,4% opina que es la corrupción; un 22,8% apunta a los problemas de índole económica en general y un 19,4% señala a los políticos y a los partidos.

Fuente: CIS / el mundo

Comentarios
Más en Actualidad