La OCU quiere acabar con los engaños de los servicios de SMS Premium

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) promueve la campaña “SMS Premium: desactívate del engaño” para conseguir la desconexión por defecto de estos servicios y evitar los engaños que se producen con estas prácticas. Quiere concienciar a los consumidores para que pidan esta desconexión y denunciarlo ante las administraciones para que actúen.
 
26/06/2015 | Sergio Martínez | Fn
 
La OCU ha advertido esta semana del incremento de las reclamaciones en los últimos años sobre los servicios de tarificación adicional, en especial a través de los molestos SMS Premium de los que muchas veces no nos damos ni cuenta, pero que nos cobran una cantidad importante de dinero. Ante esta situación ha iniciado una campaña para promover la desconexión por defecto de este tipo de servicios como única forma de evitar los engaños que sufren los consumidores.
 

El organismo oficial que atiende en esta materia, la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones, cuenta que  las reclamaciones por SMS Premium en 2014 han crecido un 213% respecto a las presentadas en 2013. Para hacerse una idea, una de cada cuatro reclamaciones en telefonía móvil fue por problemas relacionados con los SMS Premium.

El engaño más habitual consiste en el envío de mensajes mediante un sistema de suscripción por el que el usuario paga por los mensajes que recibe, pero sin que sea consciente de que ha contratado esos servicios. Cuando la persona se da cuenta de que le están cobrando por ese servicio, anularlo le lleva tiempo, llamadas y más dinero. Si no se da cuenta, puede pagar una media de 60 euros al mes por un servicio que no ha contratado y que no le aporta nada.

Para intentar evitarlo, el Gobierno aprobó esta semana una modificación de la normativa que obligará a que el usuario marque intencionadamente un número de tarificación adicional para que se le cobre el dinero que cuesta, pero es una medida que no soluciona el problema de los SMS Premium. Por eso la OCU lo considera un parche, e insiste en que la única solución es que estos servicios estén desactivados por defecto y que sólo se puedan activar a petición del consumidor.

 

Comentarios