La nueva Selectividad será un test de 350 preguntas

Una nueva Selectividad quiere traer el ministro Wert gracias a la ley LOMCE donde a partir de 2017 ésta será eliminada sustituyéndola por distintas pruebas a lo largo de las etapas educativas previas. La idea de Educación es que la prueba final de bachillerato, donde alumnos tendrán que aprobar para obtener el título y poder seguir estudiando, incluya 350 preguntas tipo test con cuatro respuestas a elegir.

Las preguntas del futuro cuestionario estarán divididas en tres bloques. Uno primero con 200 versará sobre las materias troncales. El resto serán sobre materias optativas (100 preguntas) y específicas (50) elegidas por el alumno.

Cuando se aprobó la reforma educativa, gracias a la mayoría parlamentaria del PP, casi todos los partidos del arco parlamentario firmaron un acuerdo para derogarla, a excepción de UPN y UPyD. Si hay un cambio de gobierno, como apuntan algunas encuestas, puede que estas modificaciones no lleguen a aplicarse: partidos como Podemos ya ha señalado públicamente su intención de derogarla; Ciudadanos la considera como una "la ley de educación que no necesita nuestro país"; y el PSOE esta semana también ha confirmado su idea de derogar la LOMCE.

Las distintas pruebas a superar

Además de la prueba de bachillerato, los alumnos deberán hacer exámenes finales al acabar las etapas educativas previas. En sexto curso de primaria, la prueba de evaluación no tendrá carácter eliminatorio, es decir, no será necesario aprobar para sacarse el título sino que servirá para orientar a estudiantes, profesores y padres.

En cuarto de secundaria, igual que en segundo bachillerato, será necesario aprobar para obtener el título y seguir estudiando. En ambos casos, la redacción y control de la prueba corresponde al ministerio. Las pruebas externas podrán ser aplicadas y calificadas por profesorado que no pertenezca a la función pública. Ahora la Selectividad la corrigen funcionarios.

Comentarios