La Guardia Civil descubre una trama de corrupción en el entorno de ETA

  • Los 12 letrados detenidos están acusados además de integración en la banda
  • También, de delitos de blanqueo y contra la Hacienda Pública

Los 12 abogados de ETA detenidos en el marco de la operación Mate están acusados, además de integración en la banda, de delitos de blanqueo y delitos contra la Hacienda Pública. En concreto, llegaron a ocultar al fisco unos ingresos superiores a 1.300.000 euros durante los años 2012 y 2013, procedentes de la asistencia jurídica a miembros del colectivo de presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera), según informa Interior.

El Departamento que dirige Jorge Fernández Díaz, precisa que estos gastos fueron sufragados por Herrira. De hecho, cuatro de los 16 detenidos son miembros de Herrira que ejercían labores de tesorería dentro de esta organización, que tiene suspendidas sus actividades por decisión judicial.

Monedas y billetes pequeños en LAB

Los agentes de la Guardia Civil que están llevando a cabo los registros en la sede del sindicato abertzale LAB en Bilbao han encontrado grandes cantidades de dinero en monedas y billetes pequeños, según las imágenes difundidas por el propio Instituto Armado para informar del desarrollo de la 'operación Mate' en la que han sido detenidos 12 abogados de ETA y cuatro tesoreros de Herrira. La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha afirmado que, al parecer, el registro de la sede del sindicato en Bilbao se debe a que, en su interior, se guardaba el dinero recaudado durante la movilización "totalmente legal" del sábado en favor del acercamiento de los presos de ETA, lo que considera "un atropello a la libertad de organización", según informa Europa Press.

Amplia operación policial

La Guardia Civil ha llevado a cabo desde primera hora de la mañana una amplia operación contra el entramado de apoyo a ETA en Navarra, Vizcaya, Guipúzcoa y Madrid. Concretamente, la operación ha tenido lugar contra la práctica totalidad el colectivo de abogados de la banda. Además, agentes de la Guardia Civil han registrado la sede del sindicato LAB en Bilbao.

En total han sido detenidas 16 personas, 12 abogados y cuatro tesoreros encargados de pagarles. Entre los detenidos figuran nombres destacados como Ainhoa Baglietto, Alfonso Zenon, Kepa Mancisidor y Amaia Izco, que es también portavoz de Sortu. También han sido arrestados los letrados Arantxa Aparicio, Aier Larrarte, Javier Carballido, Jaione Karrera y Ane Ituño.

Quien aún no ha sido detenido es el senador de Bildu Iñaki Goioaga, dada su condición de aforado.

Los detenidos están acusados de delitos de fraude contra Hacienda y contra la Seguridad Social, dado que al parecer no daban de alta a sus trabajadores y además no pagaban IVA, informan fuentes policiales. También están acusados de delitos de pertenencia a banda armada y de blanqueo de capitales.

Los detenidos como tesoreros de Herrira gestionaban los mismos recursos económicos que las ilegalizadas Gestoras Pro Amnistía y Askatasuna, además de utilizar las mismas técnicas, hasta el punto de asumir sus deudas pasadas y continuar su actividad. Entre sus funciones se encontraban la de efectuar los pagos a los letrados que formaban parte del "colectivo de abogados" por las actividades que realizaban.

Durante la operación se han realizado diversos registros en domicilios y locales utilizados para el desarrollo de las actividades ilícitas que realizaron entre los años 2012 y 2013. Entre los lugares registrados se encuentra la sede del sindicato abertzale LAB en Bilbao.

La operación ha supuesto la desarticulación del entramado financiero que sustentaba económicamente al "colectivo de abogados" (BL) y supone también la práctica desaparición de la estructura utilizada por ETA para mantener la voluntad de los presos bajo las directrices de la banda.Evitar disidencias internas

La Guardia Civil considera que los abogados detenidos formaban una estructura organizada que aprovechando la cobertura que les otorga su actividad profesional, ejercían sus funciones siguiendo las directrices marcadas por la banda terrorista, anteponiendo, de esta manera, los intereses de ésta a los de sus defendidos.

En el marco de estos trabajos participaban activamente en el mantenimiento del adoctrinamiento ideológico e informaban permanentemente a la dirección de la banda de la situación personal, jurídica y del compromiso de los presos con los postulados de la banda. Asimismo, trasladaba a los presos las directrices e instrucciones de la propia ETA. Toda una labor encaminada a prevenir posibles disidencias internas.

Fuente: europapress / elmundo

Comentarios