Fiscalía de Düsseldorf: "Andreas Lubitz se dedicó a buscar las formas de suicidio y los medios para llevarlo a cabo"

La Fiscalía de Düsseldorf, fiscalía encargada de llevar el caso junto a la de Marsella, ha esclarecido nuevos datos sobre Lubitz. Esta fiscalía ha contado en una breve comunicado que la noche anterior a la tragedia, Lubitz utilizó una tableta para investigar en Internet las diversas formas de suicidio y cómo llevarlo a la práctica. También buscó detalles sobre la puerta de la cabina de pilotaje.

El análisis del historial del dispositivo electrónico reveló todos estos nuevos detalles que ayudan a confirmar la teoría principal del accidente deliberado. Entre el 16 y el 23 de marzo, Andreas Lubitz, como ha explicado la Fiscalía, se dedicó a "buscar, además de información relacionada con tratamientos médicos, informaciones que le ayudaran a conocer todas las formas de suicidio y los medios para llevarlo a cabo". “Por lo menos durante un día, el afectado buscó durante varios minutos detalles sobre la puerta de la cabina y sus mecanismos de seguridad”, añade el texto de la fiscalía.

Encontrada la segunda caja negra

Era una prioridad de las autoridades tanto alemanas como francesas. Los investigadores franceses que trabajan en el macizo galo encontraron la segunda caja negra del avión enterrada. Estamos ante una caja negra que registra los datos de vuelo, como posición, velocidad y trayectoria, así como si estaba activado el piloto automático y las acciones de la tripulación. La dificultad por encontrar la caja negra se debió a que la baliza de localización que lleva incorporada sólo se activa debajo del agua, como explicó el fiscal de Marsella, Brice Robin.

El trabajo en Los Alpes

Por su parte, desde Seyne-Les-Alpes el trabajo continúa. Esta semana los equipos de rescate han recogido 2.285 fragmentos de ADN y aislado 150 perfiles. Con lo recogido las identificaciones deberían empezar a principios de la semana que viene. El fiscal se ha comprometido a avisar a los familiares en cuanto haya resultados. La restitución de los restos mortales deberá sin embargo esperar a que se haya localizado a la totalidad de los pasajeros, un proceso que podría tardar entre tres y cinco semanas.

También se han recuperado 470 bolsas de objetos personales, entre ellos unos 40 teléfonos móviles en estado “muy dañado”, que serán restituidos a los familiares cuando finalice la investigación. Los gendarmes se mantendrán en la zona siniestrada para acompañar las labores de limpieza de la zona, pero dan por finalizado el dispositivo de búsqueda.

Comentarios