El Tribunal Superior de Justicia de Madrid anula las restricciones impuestas por el Gobierno en Madrid

Se deniega la ratificación de las medidas por “verse afectados los derechos y las libertades fundamentales”

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha denegado este jueves la ratificación de las medidas impuestas por el Ministerio de Sanidad para frenar los contagios al entender que afectan a los derechos y las libertades fundamentales. Al no contar con el aval judicial, no se podrá multar a los incumplidores.

El TSJM ha notificado su auto este jueves en el que concluye que la ley que ampara y que supuestamente da cobertura a las medidas no permite limitar derechos fundamentales. En concreto, explica que “la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, y en concreto su artículo 65, no contiene una habilitación legal para el establecimiento de medidas limitativas de derechos fundamentales”.

Tras su entrada en vigor a las diez de la noche del viernes, después de emitir la orden Sanidad el jueves y publicarla Madrid en su BOCM el viernes, la sala tenía de plazo tres días hábiles para deliberar sobre si avalaba o no las restricciones. En su informe,la fiscalía de Madrid informó hace dos días a favor de las nuevas medidas al ajustarse a “criterios de proporcionalidad” ante el alto riesgo de contagios y al prevalecer “el derecho a la vida y a la salud” por encima de cualquier otra consideración.

El Gobierno regional estaba a la espera de la decisión judicial para dar vía libre a las sanciones a los ciudadanos que no cumplan con las restricciones. La no ratificación de las medidas coincide con las primeras vacaciones tras el verano, el puente del Pilar, en el que habitualmente miles de madrileños acuden a sus segundas residencias en la sierra o en comunidades limítrofes o se van al campo o a la playa.

Por otro lado, la Audiencia Nacional tendrá que decidir sobre las medidas cautelares solicitadas por la Comunidad de Madrid tras la admisión de su recurso. Madrid tiene 10 días de plazo a contar desde que se admitió el recurso para presentar sus alegaciones, que tendrán que sopesarse en el plazo de cinco días por parte de los magistrados para deliberar sobre la impugnación. En su recurso, el Gobierno regional alegó que las restricciones invaden las competencias de la Comunidad de Madrid y son propias de un estado de alarma, censurando que sean “contraproducentes” al poder generar más contagios.

Fuente: El País

Comentarios
Más en Actualidad