España llama a consultas al embajador español en Venezuela tras la acusación de Maduro de “apoyo al terrorismo”

22/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

El ministro de Exteriores Garcia-Margallo ha anunciado este miércoles tras su intervención en el pleno del Congreso que ha llamado a consultas al embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández. Las razones por las que el gabinete de Margallo ha tomado la decisión vienen motivadas por las declaraciones de Maduro en las que acusaba a España de “apoyar el terrorismo” y se producen después de que Felipe González haya sido declarado non grato en el país venezolano.

El ministro de Exteriores ha dicho también que los calificativos utilizados por el máximo mandatario venezolano son “absolutamente intolerables” y ha precisado que ya ha dado las instrucciones al Secretario de Estado para que proceda a la llamada a consulta del embajador español.

El gobierno ha emitido tras conocerse la noticia un comunicado apoyando la decisión y en el que se mostraba el rechazo a la “escalada de insultos, calumnias y amenazas” de Maduro tanto a España como a sus instituciones.

Las recientes declaraciones en las que Maduro acusa a España de apoyar el terrorismo y pertenecer a una “conjura internacional” para derrocarle, se unen las perlas que ya soltó el martes de la semana pasada en su programa, en el que cargó duramente contra Rajoy, España y algunas instituciones como el Congreso por su decisión de pedir la liberación de los presos políticos.

El Gobierno ha dicho sentirse especialmente ofendido con los insultos y acusaciones de Maduro puesto que “resultan particularmente ofensivas para un país como España que ha sufrido durante muchos años” en referencia a las actividades terroristas.

El pasado 15 de abril ya se convocó al embajador venezolano en Madrid, Mario Ricardo Isea, como reproche a la actitud desmedida de Maduro.

La medida adoptada por el Ejecutivo es una forma de protesta diplomática que consiste en una retirada por tiempo indeterminado del embajador en el país por el descontento con una situación determinada. Se trata del paso previo a una retirada definitiva del embajador y la ruptura total de relaciones diplomáticas. Ese último paso de momento no se plantea pese a las continuas declaraciones ofensivas de Nicolás Maduro.

Comentarios