El Gobierno espera poder reformar la Ley del Aborto

  • Mariano Rajoy tomará la decisión definitiva de si amplía su retoque inicial, limitado sólo al permiso paterno en el caso de las menores de 16 y 17 años. Aunque en lo que sí parece estar de acuerdo tanto el Gobierno como el PP es en que el aborto "no es un derecho". El grupo parlamentario tiene hasta el 27 de mayo para presentar enmiendas, pero el cambio no garantiza el voto a su propuesta de los diputados provida.

Como muy tarde en julio el PP quiere tener aprobada su propuesta de reforma de la Ley del Aborto para impedir que las menores interrumpan el embarazo sin conocimiento de sus padres. Dirigentes de los tres ámbitos de poder del PP -Gobierno, partido y grupo parlamentario- coincidieron ayer en subrayar que "el aborto no es un derecho". Sobre esta filosofía el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, reconoció en RNE que su grupo podría presentar enmiendas a su propio texto. "Desde el PP -señaló el ministro- se quiere emitir una posición clara de defensa de la vida". Sanidad matizó que la eliminación del concepto de "derecho a la maternidad libremente decidida" no impedirá que el aborto siga teniendo la cobertura de la Seguridad Social.

Por su parte, Rafael Hernando, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en elCongreso, confirmó que el PP está en un proceso de diálogo para buscar un consenso interno y también con la sociedad. "Tenemos un recurso y hay que ser coherente", dijo Hernando, en referencia a ladecisión del PP de recurrir al Tribunal Constitucional la ley de plazos actual, con la firma incluso de Rajoy.

Y desde el partido, el vicesecretario de Organización y director de campaña, Carlos Floriano, manifestó que el PP no ha cambiado de posición porque siempre ha considerado que el aborto "no es un derecho". "Hay que estar a la espera de la sentencia del TC, tratando de buscar siempre el máximo consenso en una cuestión tan delicada como ésta", indicó.

Aun así, la modificación que pretende acometer el Gobierno no garantiza al PP el voto de los diputados provida. Según la dirección del grupo, "son sólo dos o tres los que mantienen esa postura". Y aunque otras fuentes cifran en como máximo siete votos la posible ruptura de la disciplina de grupo, la cuestión capital es el mensaje que el PP traslada a su electorado con su posición sobre el aborto. Éste es ahora el debate interno.

Fuente: El Mundo

Comentarios