Destituido el número dos de la Policía de Madrid tras reunirse con Francisco Correa

El número dos de la Jefatura de Madrid, Juan Manuel Calleja, ha sido destituido de su puesto y enviado a un destino inferior después de mantener un encuentro con Francisco Correa, el presunto cabecilla de la red Gürtel que es objeto de una investigación desde hace más de seis años y en la que nunca ha participado el comisario ahora destituido, según ha publicado eldiario.es.

Juan Manuel Calleja ha sido informado de que su próximo destino será jefe de zona en Madrid, con base en la comisaría de Tetuán, según ha comentado él mismo a su entorno. Sin embargo, en las últimas horas la Dirección General de la Policía sopesa enviarlo a un puesto "de responsabilidad" en alguna provincia lejos de Madrid. El comisario principal –máximo rango en el Cuerpo Nacional de Policía– era hasta ahora jefe de Operaciones, lo que en la práctica le situaba en la Comunidad de Madrid solo por debajo del jefe superior.

Hace aproximadamente un mes, Francisco Correa entró en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un vehículo policial. Los agentes habían ido a recogerle a su domicilio después de concertar la cita con el comisario Calleja a través de “un amigo común”, según explican a eldiario.es fuentes conocedoras del encuentro. La reunión en el edificio de la calle Federico Rubio y Galí se prolongó por espacio de dos horas, al término de la cual, los agentes devolvieron a Correa a su domicilio. Las mismas fuentes aseguran que Correa no aportó dato alguno que desconozcan los investigadores del caso Gürtel.

El encuentro y la destitución cobran especial relevancia por el momento en el que se producen. Correa acudió al cuartel general de la Policía en Madrid con el caso Gürtel ya en su recta final, a unos meses de que arranque el juicio por los manejos de la trama en Madrid, Castilla y León y Málaga entre 1999 y 2005, y con la instrucción de la financiación irregular del PP recién concluida.

El juicio se celebrará probablemente en la primera mitad de 2016 y, con seguridad, después de las próximas elecciones generales. La Fiscalía pide para Correa en esta causa 112 años de cárcel y 42 para el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas.

Comentarios