Conversación entre yihadistas en España: "Sabes que morir en nombre de Alá no duele, es como un pellizquito"

  • Ya se va revelando el sumario de la operación Caronte, instruido en la Audiencia Nacional, que contiene las conversaciones telefónicas que indicarían la voluntad de algunos de los sospechosos detenidos por yihadistas de viajar a Siria para alistarse en el Estado Islámico.
  • También se especifican los informes del agente infiltrado que detallan las conversaciones de Antonio S., uno de los presuntos cabecillas.

"Han ido muchos a Siria, gente que son amigos nuestros, gente que nunca sospeché de ellos y de repente te das cuenta que se han ido, que están allí, aquí en este lugar hay una célula muy grande y ahora aquí están vigilando a gente". De esta forma, una de las personas investigadas en la operación Caronte contra el terrorismo yihadista explicaba a su interlocutor las detenciones de 10 adultos y un menor el 8 de abril en Cataluña. Durante casi un año, los Mossos vigilaron a este grupo bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional.

En el sumario constan numerosas conversaciones, como una en la que Yacoub O. C. le dice a Taofiq Mouchouch -uno de los detenidos en la frontera de Bulgaria- "sabes que morir en nombre de Alá no duele, es como un pellizquito" y Mouchouch responde: "Lo sé, es como si te picara una abeja... A lo mejor Alá nos está preparando algo mejor. ¡No sé!"..

En otra de las conversaciones intervenidas, Mouchouch y una mujer comentan un reportaje de televisión sobre un atentado en Siria y destacan que se "ha muerto un niño con 11 años de ... Un mártir". Mouchouch afirma: "Yo me he quedado, yo me he quedado flipando, ¿sabes? Y digo '¿Qué hacemos nosotros aquí, chavales de 13 años ahí?'".

En otra conversación, los mismos interlocutores comentan las dificultades que tienen de integrarse en su entorno por sus ideas radicales. Incluso ella comenta: "No sé; a mí se me va la cabeza, ¿sabes? Me cojo mis cosas y me tiro para Siria, tío, que le den por saco a todo el mundo". Prosigue: "Te llamaré y te diré que estoy en el aeropuerto", y él afirma: "Espera que voy con la maleta". "Anda , no lo harías... ¿Lo harías?", pregunta ella.

Tras unos meses inactivo, el presunto cabecilla del grupo radicalizó su mensaje a principios de año, tal y como indican el policía infiltrado y el testigo protegido: habló de buscar objetivos como el Parlament, una comisaría de los Mossos -en los registros se encontraron fotos de ambos lugares-, varios hoteles y centros comerciales. Yacoub quería atacar a "peces gordos", mientras que otro miembro pretendía llegar con una furgoneta llena de armas al Parlament y disparar. También hablaron de secuestrar a una directora de una entidad bancaria para lograr financiación o vestir a un rehén con un mono naranja y filmar su ejecución.

Fuente: El Mundo

Comentarios