Según los datos ofrecidos por Cáritas Diocesana

Aumenta el riesgo de pobreza en la Comunidad de Madrid

Cáritas Diocesana ha atendido a más personas y ha otorgado más ayudas que el año pasado en la Comunidad de Madrid, pese a la mejora de los datos macroeconómicos de la región donde, según datos del INE, el riesgo de personas en riesgo de pobreza y exclusión social se sitúa en el 19,4%.

Luis Hdez Vozmediano, director de Cáritas Madrid
photo_camera Luis Hdez Vozmediano, director de Cáritas Madrid

El director de Cáritas Madrid, Luis Hernández Vozmediano, ha denunciado las "desigualdades" que sufre la región, que explica la situación por la que pasan muchas personas que llegan a la institución, que ha aumentado en el último año.

Concretamente, ha subido el número de personas que se encuentran en situación de carencia material severa: el 19,4% no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada, un 32% más que en 2022; un 34% no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, un 8,6% más con respecto a 2022; y un 12,5% ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal en los últimos 12 meses, un 22,5% más que el año precedente.

Según explica el director de Cáritas, este aumento de la atención a personas por parte de la entidad en 2023 se debe a la elevada inflación --acumulada en los últimos dos años--, la carestía del precio de la vivienda y las dificultades para lograr un empleo digno y no precario.

Y es que la subida de precios acumulada en los últimos años perjudica más a lasa familias con menos recursos, ha indicado el director de Cáritas Madrid. También el encarecimiento de los precios de los alquileres, que ha subido un 12% en el último año y que obliga a muchas familias a vivir en habitaciones alquiladas hacinadas, "donde el propietario no les permite empadronarse".

El mercado de viviendas de segunda mano también ha elevado su precio. Por todo ello, Luis Hernández ha hablado con representantes de las tras administraciones para crear un parque público de viviendas en la región. "Las personas que recibimos no pueden hacer frente a la fianza o a pagar unos alquileres que suponen hasta el 80% de su salario", ha lamentado.

Por otro lado, también ha mencionado el problema del paro y el empleo precario. "Las personas en situación irregular no tienen acceso a pleno empleo y viven sometidos a economía temporal y muy irregular. Esta situación afecta seriamente a las carencias económicas de las personas. El acceso al empleo sigue siendo un problema, sobre todo para los jóvenes y para quienes llegan de fuera y están en situación administrativa irregular", ha añadido.

Cáritas Madrid ha atendido un total de 119.704 personas a través de 383 cáritas parroquiales y 391 proyectos de acompañamiento de niños, jóvenes y familias, personas mayores y dependientes, mujeres, personas con problemas de salud mental y de adicción, personas sin hogar, así como de vivienda, empelo o asesoramiento y gestión administrativa.

En total, han entregado 31.904 por un importe de 8,5 millones de euros, un 14% más que el año anterior. De esta cantidad, la cobertura de necesidades relacionadas con la vivienda ha supuesto un 59% de gasto de ayudas directas de Cáritas. Otro de los servicios más demandados es la ayuda en la tramitación de homologación de títulos o regularización.

En cuanto al perfil de las personas acompañadas es muy heterogéneo: el 56% son mujeres y un 30% chicos de menos de 18 años. El 53% tiene estudios secundarios y superiores, de nacionalidades diferentes, como la española, peruana, colombiana y venezolana. Casi la mitad de los atendidos era la primera vez que acudía a Cáritas.

 

Comentarios
Más en Actualidad