Uno de los afectados por Funnydent: "los dientes comenzaron a partirse"

Las clínicas dentales Funnydent cerraron ayer en toda España sin previo aviso dejando a medias los tratamientos de los clientes. Sus trabajadores, ajenos a lo que ha podido ocurrir, se han quedado, al menos hasta el momento, sin su puesto de trabajo. Fuenlabrada, Alcorcón, Leganés, Alcalá de Henares, Móstoles y Torrejón de Ardoz, en Madrid y Mataró y Sabadell en Barcelona son las localidades donde Funnydent tenía sus clínicas.

Hay miles de afectados. La directora de la clínica de Alcorcón ha asegurado en El Mundo que “solo ellos tenían casi 7.000 fichas de pacientes creadas”. En Fuenlabrada la situación es similar. Una de las trabajadoras de Funnydent en el municipio ha explicado a Fuenlabrada Noticias que ha denunciado pero que no puede hablar. Con quien sí hemos hablado es con uno de los afectados. Había empezado el tratamiento hace casi dos años. Asegura que "al principio no hubo problemas, pero con el tiempo los dientes comenzaron a partirse, se caían sin ni siquiera comer. Cambiaban de personal y de laboratorio continuamente porque el material venía defectuoso". Incluso habló con la subdirectora de la clínica de Fuenlabrada que le dijo que no se preocupara porque se lo iban a hacer todo de nuevo. Ahora le han dejado a la mitad del tratamiento y con dificultades para poder alimentarse.

Él y su mujer, también afectada, han desembolsado más de 8.000 euros. De momento, van a denunciar y después acudirán al banco para ver si pueden anular los pagos. Precisamente desde FACUA se aconseja a los que tengan un crédito vinculado al tratamiento que indiquen al banco que dejan de pagar los recibos de la financiera ante el incumpliendo del contrato. La mayoría de los clientes estaban recibiendo un tratamiento a largo plazo, costeado a través de una financiera que les seguirá reclamando los pagos a pesar de no recibir el servicio.

Comentarios