2014, el año que pagamos más impuestos

La carga fiscal que soportaron empresas y familias en 2014 fue la más alta de la serie histórica de la Agencia Tributaria, que arranca en 1995. La estadística, actualizada hace un par de semanas, eleva el techo del tipo medio en los principales impuestos (IRPF, IVA, sociedades y especiales) al 15,2% de sus bases imponibles —la renta o gasto sujeta a tributo—.

La explicación está en las notables subidas aplicadas a los principales impuestos, de modo que incluso con muchos menos empleos y muchas menos empresas que al principio de la crisis, el Estado ingresó 175.000 millones de euros, solo por detrás de la recaudación de 2006 (179.000 millones) y 2007 (200.000 millones).

El año pasado se concentraron todas las subidas de impuestos. Los tipos marginales de todos los tributos se hallaban en máximos, antes de empezar el descenso balsámico que acompaña al año electoral —el Gobierno ha aprobado una rebaja del IRPF y del impuesto de sociedades—. Y eso se mezcló con el arranque de la recuperación.

Las difundidas hace unas semanas por la Agencia Tributaria muestran que la renta de los hogares ha caído un 8,8% durante la Gran Recesión. La actual legislatura no ha sido un balneario: estas rentas de las familias han retrocedido un 5,5% desde 2011. Por eso, Conde-Ruiz, investigador de Fedea, vuelve a precisar: “No estamos pagando más que nunca, sino que estamos haciéndolo de una forma más injusta que nunca”.

La estadística revela el fuerte aumento del gasto sujeto a IVA, que creció un 5,6%, impulsado por el consumo. Francisco de la Torre, inspector de Hacienda, explica que este fuerte aumento podría revelar que con la recuperación está aflorando economía sumergida. Pero alerta de que el fraude se aprecia ahora en los impuestos especiales. “No tiene sentido que el consumo crezca al 3% y la base imponible de los impuestos especiales (tabaco, alcohol, combustibles) caiga un 3,2%”.

Fuente; El País

Comentarios