14 inmigrantes mueren atropellados por un tren en Macedonia

24/04/2015 | Víctor Yeray Huéscar | Fn

Al menos 14 personas han fallecido y otras 10 han resultado heridas por el atropello de un tren en Macedonia cerca de la ciudad de Veles, a unos 50 kilómetros de la capital Skopje, según fuentes policiales. Los inmigrantes procedían de Somalia y Afganistán en su mayoría y eran inmigrantes indocumentados que buscaban llegar a Serbia.

El accidente se produjo en torno a las 22.30 de la noche de ayer cuando un grupo de alrededor de 50 indocumentados viajaban por las vías del tren internacional que atraviesa Macedonia desde Salónica (Grecia) con destino Belgrado (Serbia). Los inmigrantes usaban las vías del tren para orientarse en su ruta.

Según el comunicado de la policía, cuando el maquinista del tren se percató de que el grupo de inmigrantes estaba en la vía, accionó la sirena para avisarles del peligro y trató de frenar sin resultado. Algunos de los inmigrantes consiguieron salir de las vías del tren a tiempo pero otros no corrieron tal suerte.

No se trata de un episodio aislado pues al menos 10 personas han fallecido en los últimos seis meses en accidentes muy similares. Inmigrantes generalmente procedentes de Siria, Afganistán o Somalia cruzan los Balcanes procedentes de Grecia para llegar a Serbia. Una vez llegados a Serbia buscan llegar a los países occidentales de la UE.

El hecho de que viajen de noche generalmente para no ser detectados, dificulta profundamente que los conductores de los trenes les vean cuando se encuentran en las vías.

Después de que la UE haya decidido triplicar el presupuesto de la operación “Tritón” para tratar de establecer un mayor control en las costas del Mediterráneo, vemos cómo el drama migratorio se prolonga hasta el interior del continente y no sólo se reduce a las costas que baña el Mediterráneo. Los Balcanes son una de las zonas más transitadas junto a la frontera griega y el Mediterráneo por los inmigrantes que huyen en busca de asilo y una mejor vida en los países miembros de la UE.

Comentarios